Desde la comuna de Lampa, nuestro equipo realizó la visita domiciliaria a la pequeña Antonella, de dos años y ocho meses de edad.

Para nosotros como fundación, es importante mantenernos en constante movimiento visitando a nuestros niños, quienes valoran hasta el más pequeño gesto. Cada uno de ellos, nos recuerda que podemos seguir luchando día a día sin importar las circunstancias.

Desde Fundación Deportistas por un Sueño, deseamos que siga con la misma fuerza y valentía, y que su sonrisa siga perdurando.

Artículos Relacionados